El coraje iluminó el viejo mundo con la nueva luz.

El coraje iluminó el viejo mundo con la nueva luz.
El coraje iluminó el viejo mundo con la nueva luz.

domingo, 3 de marzo de 2013

Ranua Wildlife Park.


Ranua zoo.
    A 80 kilómetros al sur de Rovaniemi, en la Laponia finlandensa, se encuentra este parque zoológico  poco visitado por los turistas extranjeros pero bien conocido por los finlandeses. Se llega a él cómodamente por la carretera 78 en aproximadamente una hora. Es una carretera amplia y poco transitada, pero hay que tener en cuenta dónde se encuentra y que, por ello, es común cruzarse con renos o alces que quieren pasar de una lado al otro, con el peligro que ello puede ocasionar. Si no se dispone de coche o prefieres ir en autobús, desde la estación de autobuses de Rovaniemi salen varios al día, con un horario que varía según la estación del año. E incluso en invierno hay agencias que organizan un tour en moto de nieve desde tu alojamiento hasta el parque (aproximadamente 180-200 € comida incluida). Se puede encontrar más información de esta y otras excursiones en su página web.
Entrada al parque.

      Si quieres dedicarle más tiempo a conocer el lugar, hay un camping situado justo al lado del parking, el Ranua Zoo Camping, donde poder plantar la tienda de campaña o caravana, ya que tiene plazas preparadas con toma de electricidad. No podían faltar, estando en Finlandia, las saunas, en este caso separadas para hombres y mujeres.

    Como ocurre en todo el país, no hay ningún problema para comunicarse con el personal del parque hablando en inglés, e incluso podemos encontrarnos con alguien que entienda español. Para saber sus horarios y precios, se puede visitar su página web, pero teniendo en cuenta que cambia en función de la época del año.

Plano del zoo de Ranua.
Bisonte.
    Nada más entrar, se puede solicitar información y un mapa del parque, que será de gran utilidad durante la visita para no dejarnos ningún animal por ver. En cualquier caso, está todo muy bien señalizado y cada recinto tiene una explicación bastante buena de los animales que se encuentran en él, en finés, sueco, noruego e inglés. El recorrido es de unos 2,5 kilómetros, muy fácil de hacer si el tiempo acompaña.

   En verano, la temperatura es ideal, alrededor de 25ºC, pero conviene ir equipado con agua y gorra, para protegerse del sol y evitar problemas posteriores. Unos frutos secos o chocolate tampoco vienen mal para recuperar fuerzas de vez en cuando. Durante el recorrido, encontraremos baños, mesas y bancos para descansar e incluso sitios donde comprar algo de comida rápida, bebida o helados (al menos en verano).

Ardilla.
   En uno de ellos, recibimos la visita de una graciosa ardilla que nos amenizó la parada. Además de viendo a los animales, los más pequeños se pueden divertir en varias zonas de juegos repartidas por el parque, con toboganes, juegos de equilibrio, zonas de escalada, etc. Sin duda, el día no se les hará nada pesado.

Jabalí.
Nutria.
    Junto a la entrada, hay un amplio restaurante donde por entre 6 y 10 euros se puede comer una hamburguesa o bocadillo con refrescos y patatas fritas, justo al lado de la cabaña lapona. Y si vamos en invierno, está habilitada una pendiente para tirarse con trineo y una pista para hacer esquí de travesía de 7 kilómetros de longitud.

     Podemos encontrarnos en el parque con animales de diversas latitudes, pero llaman especialmente la atención aquellos que viven cerca del polo en condiciones naturales, como pueden ser:
Búho nival.
Cría de búho del Ártico.
Búho de nieve.
      - El gran búho blanco, también conocido como búho nival, búho de nieve o búho del Ártico. Vive en la zona noroeste de la Laponia Finlandesa y la oeste de Noruega, y se puede ver en ciudades e islas más al sur durante su migración invernal. Su habitat se encuentra en la tundra y zonas despejadas de árboles, y se alimenta principalmente de lemmings, topillos, pequeñas aves e incluso liebres. El macho pesa unos 1,8 kg y la hembra es algo mayor, pesando alrededor de los 2,25 kg.

Búho de los Urales.
      - Lechuza de los Urales. Es una especie sedentaria que se encuentra desde el sur de Finlandia hasta el sur de Laponia. Habita en viejos bosques caducifolios, cerca de tierras cultivadas, playas o parques.
   Se alimenta de pequeños mamíferos, incluso ardillas y liebres jóvenes. El macho pesa unos 720 gr. y la hembra 865.

Oso polar tumbado.
Oso polar.
     - El oso polar u oso blanco. Es el depredador más grande sobre la Tierra. Las crías, de 1 a 3 que nacen de octubre a diciembre, pesan entre 600 y 700 gramos, no tienen ningún diente, son ciegas, y totalmente desvalidas. El oso polar no hiberna, y la hembra permanece en una cueva escavada en la nieve con las crías durante 4 meses. Su principal alimento son las focas, y pueden recorrer 20 km diarios en su busca. Desde que se les estudia, se han documentados datos inimaginables, como el de un ejemplar que recorrió 1.119 kilómetros en un año. Viven unos 25 años y pueden llegar a pesar 860 kg los machos, aunque de media pesan entre 350 y 650 kg, y las hembras entre 175 y 300 kg. Su altura ronda los 2,5 metros los machos y 2 metros las hembras.

Águila dorada.
Bisonte.
Ciervo.




Alce.
Cuervo.


Bisonte.
Faisán.


Comparación de tamaños.
    Hay otros muchos animales que podemos ver, como nutrias, alces, cuervos, jabalíes, cisnes, faisanes, ciervos, bisontes y un largo etcétera que incluye una amplia zona con animales de granja.

Formación geológica.
    Y fuera del reino animal, se puede ver en otra zona del parque diferentes piedras y minerales de hace entre 2.400 y 1.300 millones de años, como ejemplo de la más joven formación geológica que fue la base del Lago Ancylus, el predecesor del actual Mar Báltico.
Cisnes.
Cervatillo.
    Para terminar la visita, podremos comprar en la tienda la reproducción en peluche del animal que más nos haya gustado. Tienen gran variedad de modelos, con muy buena calidad y a bastante buen precio.


Oso pardo.
 En definitiva, un lugar para pasar un día agradable tanto  niños como adultos a los que les guste la naturaleza y los animales salvajes (a pesar de estar en cautividad…). Si planeas viajar a Rovaniemi para practicar el esquí, visitar a Papá Noel o cruzar el Círculo Polar Ártico, te recomiendo que reserves un día para visitarlo. Te aseguro que te sorprenderá gratamente el Ranua Wildlife Park.


    Si te ha gustado esta entrada, te gustará:

    - De Cabo Norte a San Petersburgo.
    - Cabo Norte.
    - Islandia.

3 comentarios:

  1. No llegué a conocer este parque por lo que te agradezco que lo hayas compartido acá.
    Rovaniemi es un lugar muy especial!Es una pena que está tan lejos de mi país y los aéreos sean de alto coste, porque me encantaría visitarlo en invierno.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Betty. Tienes razón, Rovaniemi es especial por dónde está, por su entorno, por Papá Noel ... :)
      El problema, como dices, es la distancia, mucho mayor en tu caso, y el coste de desplazamiento y consumo energético que ello implica. Pero está claro que los países nórdicos son uno de esos destinos en los que se compensa con su encanto el esfuerzo que hay que realizar para llegar a ellos.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Querido Eduardo: una vez más has colgado en la Web un artículo, no solo bonito e interesante, sino muy práctiico y útil para todos aquellos que deseen seguir tus pasos. En cuanto a las fotos, me han encantado, como siempre. Llaman la atención las de los búhos, tal vez por ser menos frecuentes que las de otro tipo de animales, léase mamíferos ("¿incluimos a las gallinas?").

    Sigo esperando un recopilatorio de la India.

    Un fuerte abrazo,

    JJ

    ResponderEliminar